MISYON LANMOU

Archive for enero 2011

Anuncios

jueves 13 de enero 2011

Jayson Vázquez Torres/Primera Hora

Como plegarias al cielo se alzaron varias chiringas artesanales en la tarde de ayer, miércoles, en El Morro, elevando consigo pensamientos positivos para Haití.

En el día que marcó el primer aniversario del devastador terremoto que sacudió al vecino país caribeño, la organización Misyon Lanmou (Misión de Amor) convocó a una actividad de recordación  por las víctimas de la tragedia que conmovió a todo el mundo a principios del 2010.

“Organizamos esta actividad hoy, que se llama “Haití se levanta” convocando a toda la gente que quisiera venir aquí a recordar a Haití a un año después del terremoto”, dijo a este diario Gloribel Delgado, creadora de la organización Misyon Lanmou, que constituyó el emotivo acto.

El profesor Edmond Frederique estuvo a cargo de esos talleres.

Tres cometas con el nombre de Haití y con dibujos alusivos al país se elevaron durante la tarde, en la brisa marina que soplaba en las áreas verdes, frente al centenario monumento en el Viejo San Juan.

Aunque por ocasiones se les hizo muy difícil elevar las chiringas a quienes  se dieron cita en la actividad,  cada ráfaga de viento que llegaba desde el océano Atlántico aseguraba el vuelo por algunos segundos.

“A veces pensamos que no podemos hacer nada, pero venir aquí y volar una chiringa ya es un símbolo de esperanza”, aseguró la coordinadora.

Una de las chiringas que se elevó en el cielo sanjuanero  llegó desde Haití y es parte de una iniciativa de la organización llamada Kilti, con base en Washington, que las vende para levantar fondos.

También algunas de las Hermanas de las Dominicas de la Presentación, que trabajaron en el vecino país, estaban volando los cometas, confeccionados con  papel  encerado, palitos de madera y tela.

Entre éstas estuvieron  Marta Olavarría, Gissela Ortega y Hersilia Carrascal. Esta última, precisamente, es una colombiana que vivió 10 años en Haití.

“Ayiti, pral kouray nap rebati u pi bel”, era el grito que vociferaban a coro cuando lograban subir una chiringa.

Esto significa, según, Carrascal, “Haití, toma fuerza, vamos a reconstruirte mejor de lo que eras”.

Atados a los volantines habían unos papeles con mensajes positivos para el sufrido pueblo.

A la misma vez que se realizó esta actividad en El Morro, un grupo de personas harían lo  propio en Orocovis y en la Universidad de Puerto Rico, en Río Piedras.

Para conocer más sobre la iniciativa, puede entrar a www.misyonlanmou.wordpress.com

From: PR Daily Sun
January 13, 2011
Daily Sun, Vicente Vélez
Adriana Sofia Villaran, 8, flies a kite Wednesday as Gloribel Delgado joins in the celebration of hope for Haiti.
Some 40 people from all walks of life, including schoolteachers, children, nuns and journalists sent handmade kites to the sky on the grounds of El Morro Castle in Old San Juan Wednesday to commemorate the first anniversary of the earthquake that devastated Haiti last year.
“Our purpose is to lift up hope for the people of Haiti in the happiest way possible. The kite, which is very popular in Haiti, is a great symbol for lifting our spirits and our hopes for them,” said coordinator Gloribel Delgado.
The kites were made in the traditional Haitian fashion, using inexpensive materials such as sticks and small branches and scrap paper. Professor Edmond Frederique, a Haitian national living in Puerto Rico for many years, offered a kite-making workshop last weekend at the Photojournalism Workshop in San Juan. Children and adults made the kites that people flew Wednesday afternoon until the exact hour the earthquake hit Haiti.
Before sent their kites into the wind, people participating in the event wrote their wishes for the reconstruction of Haiti and for the healing of its people on little scraps of paper they tied to each kite.
On January 12, 2010 a 7.0 magnitude earthquake hit Haiti. The Haitian government estimated more than 200,000 people died as a consequence of the quake and 3 million more were in need of emergency aid.
Delgado, founder of “Misyon Lamour” (Creole for Mission of Love), said that after the earthquake, children flew kites in Port Au Prince. “You see, kites are very emblematic for Haitians.  A kite is very inexpensive and children make them out of scrap materials they scavenge from the streets,” Delgado explained. “And it is a great way to lift the spirit.”
“It is also a great symbol for a country that rises against adversity,” she said

A un año del terremoto de Puerto Príncipe: “Haití se levanta”.

Llena este volante y tráelo al Morro, para enviar pensamientos de solidaridad, justicia social y esperanza para Haití.

Ven y date la vuelta. Sé parte de los pensamientos de cambio para Haití. Escribe tu pensamiento en el papel y échalos al viento.

4x6chiringahaiti[1]

Por Yaritza Rivas / yrivas@elnuevodia.com

Palitos de bambú finamente cortados, papel encerado y cordón de amarrar pasteles fueron los materiales principales usados ayer por un grupo de jóvenes de Orocovis durante el taller de chiringas “Haití se levanta” realizado en el taller de Fotoperiodismo en Puerta de Tierra.

La actividad en solidaridad con los damnificados del terremoto hace un año en Haití fue idea de Gloribel Delgado.

En febrero pasado, Delgado fundó el proyecto Misyon Lanmou, que significa Misión de Amor en crêole, con la intención de llevar arte a los niños y niñas de Haití. Con este objetivo, Delgado viajó al vecino país en una misión médica, pero con la meta de compartir el arte y jugar con los niños que dentro de la pobreza desatan su imaginación. Tanto así que sus carritos están hechos con recipientes de plástico y las tapas son las gomas.

De allá, además de muchas sonrisas, Delgado trajo una chiringa. “Las hacen hasta con bolsas de basura”, dice Delgado. Volar chiringas es una tradición viva entre los menores haitianos, afirma por otro lado, Edmond Frederique, al sacar unos minutos del taller de chiringas que ofrecía a los 13 adolescentes del séptimo y octavo grado de la escuela Centro Alespi San Juan Bautista de Orocovis. Los jóvenes construían concentrados hexágonos con los palitos de bambú amarrados con el cordón que suele sujetar los pasteles de Navidad. Frederique, quien es profesor de economía en Puerto Rico, les daba las indicaciones.

“A un año del terremoto, es bueno que los jóvenes se solidaricen”, dice y recuerda que de niño solía hacer chiringas en su vecindario en Haití. “Una vez hice una tan grande que no pude volarla”, asegura con una risa disimulada y sigue el taller. Ahora le explica al grupo cómo pegar el papel encerado.

Carlos Francisco Rivera, de 13 años, va adelantado, y ayuda a Dalian M. Rodríguez a construir su cometa. Mientras, María Gabriela Jiménez, de 11 años, sigue ajustando los palitos comenta que tiene “una hermana adoptada” en Haití. Según explicó la adolescente, su familia ayuda a una niña haitiana de 12 años cuyos padres murieron en el terremoto. La menor, quien se encuentra en un hogar, se hace cargo de su hermanito de cuatro años. “Le enviamos ropa, juguetes y una carta con un amigo de la iglesia que viaja a Haití”, dice.

Sor María Esther Rosado, monja de la escuela orocoveña, explica que los adolescentes pertenecen al grupo de compromiso What Would Jesus Do. Sor María Esther vivió siete años en Haití y ha viajado en misiones de ayuda luego del terremoto. “Esta va a llegar a Haití”, le dice a una de las jóvenes que con empeño tiene montada su cometa. Delgado explica que la importancia del taller es que la gente no se olvide de Haití.

Por eso el miércoles, cuando se cumpla el aniversario del fatídico terremoto que sacudió Haití, volarán chiringas con mensajes y buenos deseos hacia todos los haitianos. El lugar de encuentro será El Morro entre 2:00 y 5:00 de la tarde, detalla Delgado.

Mientras, ese mismo día en Orocovis, los adolescentes alzarán sus cometas con sus mensajes. Deseo que tengan comida y les llegue la ayuda”, dice María Gabriela, quien el algún momento quisiera conocer en persona a su hermana adoptiva, a quien describe de “ojos tristes”. Mientras Sor María Esther anticipa que ese día las chiringas hechas ayer volarán en las montañas de Orocovis. Así, “el “corazón de Puerto Rico” se une a Haití, concluye la monja.

Para construir las chiringas:

Día y hora: El próximo sábado 8 de enero 2011 de 10:00 am a 2:00 pm

Lugar: Taller de Fotoperiodismo

312 Ave Ponce de Leon Pta de Tierra

San Juan

Aprende a construir tu chiringa (cap, barrilete) artesanal con profesores de Puerto Rico y Haití

Para volar las chiringas:

Día y hora: miércoles 12 de enero de 2011 de 2:00 pm a 5:00 pm

Lugar: Predios del Morro, en el Viejo San Juan

El acto final será el miércoles 12 de enero de 2011, a un año del terremoto en Puerto Príncipe. Ese día volaremos nuestras chiringas en símbolo de solidaridad y esperanza con el pueblo haitiano. Que cada chiringa que se levante al aire nos asegure que nuestro país hermano resurgirá y logrará su paz  y justicia social. A volar nuestros corazones por Haití.

Ven y comparte.

Info:

Taller de Fotoperiodismo: 787-725-7196

Gloribel Delgado Esquilín: 939 358-4453